Saltar al contenido

Cavitación, dile adios a la grasa sin cirugía

Cada vez son más las opciones estéticas que están a disposición de los usuarios, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta la gran demanda con la que cuentan este tipo de intervenciones que tienen como objetivo corregir todo tipo de imperfecciones. Seguramente las operaciones relacionadas con eliminar grasa sean una de las más reclamadas, y en este sentido no solamente disponemos de la liposucción o el lipolaser, sino de interesantes alternativas que nos ayudarán a conseguir nuestro ansiado objetivo. Es momento de hablar de la cavitación, un tratamiento no quirúrgico que nos permitirá eliminar con gran efectividad aquellos depósitos de grasa que se localizan en diversos puntos del cuerpo.

cavitacion.

Se trata de un proceso relativamente nuevo dentro del sector estético, y que consiste en la aplicación de ultrasonido en aquellas zonas donde se desea eliminar grasa. De esta manera se consigue destruir la conocida como célula adiposa, transformando la materia grasa en líquido (diglicérido) y que podremos expulsar a través de las vías urinarias o el sistema linfático.  Si bien es cierto que no es tan efectivo como una liposucción (operación quirúrgica), hay que decir que a través de una cavitación podremos obtener resultados muy interesantes sin necesidad de entrar en un quirófano y a un precio muy competente si tenemos en cuenta los resultados que nos ofrece.

 

cavitacion

 

Podemos distinguir diferentes tipos de cavitación, siendo la conocida como “estable” la más popular y demandada entre los usuarios, que hace la función de una liposucción aunque con un tratamiento más simple y sin necesidad de realizar una operación quirúrgica. Otro modelo de cavitación es la “doble cavitación”,  que tiene como principal particularidad el uso de dos ondas de frecuencia que se encargan de generar microburbujas de gas. Se trata de un proceso similar a la cavitación estable aunque este tipo nos asegura una mayor efectividad y duración del tratamiento realizado. Finalmente, el último tipo de este tratamiento estético es la ultracavitación, un tratamiento simple y seguro que utiliza las ondas de baja frecuencia para acabar con la acumulación de grasa sin perjudicar la circulación sanguínea.

 

Estas sesiones tienen una duración aproximada de 30 minutos y serán necesarias entre 8 y 10 para conseguir el resultado deseado.

 

En definitiva estamos ante un tratamiento a tener muy en cuenta entre aquellas personas que deseen mejorar su figura sin tener que pasar por el quirófano, por lo que cada vez son más las personas que acuden a un centro estético(ejem: clinica Teknon) a realizarse un tratamiento de cavitación.